Mejores prácticas para subir tus listas a eBird

By Fabricio Gorleri octubre 4, 2019
Burrito Común

Foto: Lalo Simonini - ML163078591

Como habrás escuchado, eBird es una plataforma que recolecta datos de observaciones de aves, con la finalidad de utilizarlos en análisis científicos. Estos análisis contribuyen al conocimiento sobre distribución y abundancia de nuestras especies, y tienen como finalidad servir a su cuidado y conservación, lo que llamamos ciencia ciudadana.

Pero también, eBird nos sirve como una base de datos de referencia para visualizar rápidamente cómo se distribuyen nuestras aves, en qué épocas del año encontrarlas, ver fotos, escuchar sonidos e incluso ¡Organizar viajes!.

Seguramente en algún momento le habrás sacado el jugo a los datos de eBird para divertirte y aprender sobre el ave que más te gusta. Ya sea, viendo los mapas de distribución, buscando fotos para comparar entre especies, o deslizándote a través del listado ilustrado del sitio que tenés pensado visitar en las vacaciones.

De este modo, debemos, como usuarias y usuarios, proporcionar los datos más precisos posibles, y así aportar nuestro granito de arena, no sólo para la ciencia ciudadana, sino también para que nuestro amigo/a observador/a cuente con información certera cada vez que ingresa a eBird para investigar y aprender sobre aves.

En el siguiente posteo, te mostramos cuatro reglas sencillas, que harán que tus observaciones sean muy valiosas para los estudios científicos. Las mismas son:

  1. Sé preciso/a al seleccionar la localidad y fecha de las observaciones.
  2. Incorporá listados completos (es decir, no omitas a las especies comunes de tus listados).
  3. No excedas los 5km de recorrido en cada lista.
  4. Estimá la cantidad de individuos observados.

Continúa leyendo, para conocer cada regla con lujo y detalle

 

1. Sé preciso/a con la localidad y fecha

Quizás es la regla más importante. Tener precisión a la hora de seleccionar la localidad (o lugar) y la fecha de observación, va a permitir que los análisis que se desprendan de los datos de eBird también la tengan.

Imaginá qué sucedería si somos imprecisos/as al colocar estos datos, ¿podríamos realmente saber dónde y cuando se distribuyen nuestras especies? La respuesta es no.

Colocar una localidad lejana al sitio donde un ave fue localizada, o una fecha incierta, puede provocar un error que difícilmente sea detectado por quién luego analiza los datos. Por lo tanto, si no es detectado, el dato erróneo provocará un análisis erróneo.

Por ejemplo, supongamos que observé una Tijereta (Tyrannus savana), pero fue hace mucho tiempo y no recuerdo la fecha exacta. Como no recuerdo la fecha de observación, coloco una ficticia, digamos 6 de Agosto. La Tijereta es una especie migratoria, entonces mi observación con fecha incierta estará proporcionando ruido al cúmulo de datos y por ende, alterando los análisis que se puedan hacer sobre su fenología (es decir, el tiempo de migración).

Pero no todo es para la «ciencia», vos también te beneficiás con la precisión. Imaginamos que te gusta ingresar a eBird y tener la confianza de que los datos son certeros, para poder visualizar rápidamente la fenología de la Tijereta y ¡estar a la espera de su arribo!.

En el listado ilustrado podes ver esta información para todas las especies de nuestro país: Listado Ilustrado de Argentina
Si buscás a la Tijereta, verás perfectamente en qué semana del año arriba a la Argentina, y en que semana se despide de nosotros

La Tijereta es un ave migratoria. Si somos imprecisos con las fechas en nuestras listas, podríamos alterar nuestro conocimiento sobre su fenología. Foto: Luke Seitz – ML23947671

¿Puedo subir mi registro si no recuerdo exactamente dónde ni cuándo fue?
Por supuesto que sí. Por suerte en eBird existen protocolos que te permiten subir observaciones históricas, como listas viejas. Simplemente debes utilizar el protocolo histórico para este tipo de observaciones.

 

2. Subí listados completos

Un listado completo es una lista donde reportás todas las especies que lograste identificar. Es decir, que al subir tu listado, no tenés que omitir a las especies más comunes (como las palomas, benteveos, etc.).

A continuación te dejamos un ejemplo de listado completo: https://ebird.org/argentina/view/checklist/S60282751

Verás que el listado incorpora 23 especies. Algunas de ellas son raras como el Arasarí Banana (Pteroglossus bailloni) y otras más comunes como el Anó Chico (Crotophaga ani) y la Ratona (Troglodytes aedon). Lo importante es ¡Que están todas!

Al final de cada lista, eBird te pregunta «Estas ingresando la lista completa de aves que lograste identificar? Dependerá de vos, contestar SI o N

¿Por qué es importante incorporar listados completos?

Cada vez que incorporás un listado completo, nos estás diciendo qué especies se encontraban en el lugar, pero también, ¡Que especies posiblemente no estaban! Y además, nos indicás el tiempo y distancia que tomó tu muestreo. Esta información nos permite conocer dos cosas muy importantes 1) el esfuerzo de muestreo y 2)  posibles ausencias.

La importancia de conocer el esfuerzo de muestreo

Conocer cómo varía el esfuerzo de muestreo en diferentes regiones es sumamente importante. Normalmente quienes observamos aves salimos a pajarear en sitios cercanos a ciudades, rutas o lugares con muchas aves. Es decir que existe un muestreo desigual en el espacio. Sin embargo, que hayas tenido la voluntad de reportar todas las especies que te rodeaban mediante la incorporación de un listado completo, nos permite relativizar los datos por el esfuerzo de muestreo.

Pongamos un ejemplo:

La siguiente gráfica nos muestra las provincias con más registros del Burrito Común (Laterallus melanophaius) en el país.

Datos de eBird (2019)

Cómo verás, hay una notoria superioridad de Buenos Aires en comparación al resto de las provincias en cuanto a cantidad de registros del Burrito ¿Podemos concluir que la especie es más abundante en esa provincia? La respuesta es NO.

Ahora veamos la gráfica donde corregimos los registros del Burrito, de acuerdo al número de listados completos para cada provincia. Es decir, dividimos el total de registros, sobre el número total de listados completos en el cual los/as observadores/as aseguran haber reportado todas las especies que vieron. Así obtuvimos un porcentaje (el porcentaje de listados en el cuál se reportó al Burrito Común)

Datos de eBird (2019)

¡Ahora sí! podremos concluir que Formosa es la provincia donde más burritos se reportan de acuerdo a la cantidad de listados completos incorporados. También concluimos que la extrema concentración de registros del burrito en Buenos Aires de la gráfica de arriba, es simplemente un artificio del muestreo desigual (porque hay más gente observando aves en esa región que en el resto de las provincias).

Ahora, teniendo en cuenta la gráfica de abajo, ¿Podemos decir que el Burrito Común es más abundante en Formosa que en el resto de las provincias? La respuesta aún es NO.

Si bien, con la gráfica de abajo tenemos una idea mucho más aproximada que antes acerca de la abundancia de nuestro burrito en las diferentes provincias. Será necesario realizar análisis más sofisticados para conocer la respuesta certera y no una simple división como hemos hecho aquí a modo práctico.

Lo importante es saber que incorporando listados completos, estarás ayudando a comprender mucho mejor cómo se distribuyen nuestras especies. Y que este tipo de listados, sólo podes subirlos en una plataforma como eBird.

La importancia de conocer las «posibles ausencias»

Los listados completos, no sólo nos permiten conocer cómo se distribuye el muestreo en el espacio, es decir, dónde se ha observado más y dónde menos. También, nos indican en que sitios y fechas una especie posiblemente haya estado ausente.

Decimos «posiblemente», porque si el ave no fue reportada en tu listado completo, caben dos posibilidades:

a) Que efectivamente haya estado ausente.
b) Que haya estado presente, pero que no la detectaste (por múltiples motivos, por ejemplo, un ave oculta y sin cantar).

A lo anterior llamamos variación en la detectabilidad. Y dicha variación, se relaciona directamente con el esfuerzo de muestreo (tiempo y distancia recorrida). Es decir, asumimos que a mayor esfuerzo de muestreo, tendrás mayores probabilidades de detectar una especie en particular (si es que efectivamente se encuentra presente).

En consiguiente, si en una región donde continuamente se suben listados completos, una especie sigue sin ser reportada, se refuerza la idea de que la especie efectivamente está ausente en dicha región, y se descarta la posibilidad de que su presencia haya pasado por alto (si esta ahí, alguien en algún momento la va a detectar!).

Este tipo de información es sumamente útil para conocer de manera más aproximada la distribución y abundancia de nuestras especies en el espacio.

Miremos el siguiente ejemplo:

A continuación tenemos el mapa de sitios donde fue registrada la Monjita Castaña (Xolmis rubetra) durante el invierno (círculos negros), y sitios donde no fue registrada (círculos grises). También veremos dos cuadrantes rojos A y B que encierran un área geográfica donde no se ha registrado a la especie (no hay círculos negros). La pregunta es: ¿Está realmente ausente en tales cuadrantes?

Para contestar esta pregunta, podemos hacer un modelo de distribución que tenga en cuenta los datos de presencia y las posibles ausencias.

Miremos lo que nos predice el modelo (el área pintada de color azul, nos indica que es un sitio apto para que la especie se encuentre presente — a mayor intensidad de color, mayor aptitud del hábitat).

¡Ajá! Según el modelo, la Monjita Castaña debería estar presente en todo el cuadrante A, y ausente en gran parte del cuadrante B.

¿Por qué sucede esto, si en ambos cuadrantes no hay registros de la especie?

Si bien no hay registros dentro del cuadrante A, en el mismo existen pocas «ausencias» (círculos grises), lo cuál indica que el área no ha sido muy bien muestreada. A su vez, el modelo entiende que existe una continuidad ambiental en relación al sitio donde la especie ha sido detectada (llanura y áreas abiertas). De este modo, el modelo predice como apto para la especie a toda el área geográfica del cuadrante A. Por lo tanto, concluimos que si continúan los muestreos en la zona del cuadrante A, aparecerán registros de la Monjita.

En cuanto al cuadrante B, veremos que tiene muchísimas ausencias en el medio (círculos grises). Es decir, que muchas personas muestrearon esa zona y no registraron a la especie. También sabemos que no existe una continuidad ambiental en relación al lugar donde se registró la especie, ya que el cuadrante B mayormente se encuentra en las altas sierras de Córdoba. El modelo interpreta esto como un claro indicio de que la especie se encuentra mayormente ausente en tal área geográfica, y elimina la chance de que haya pasado desapercibida en tantas ocasiones.

¿Te gustó? ¡A nosotros nos encanta!

Gracias a tus observaciones incorporadas mediante listados completos, podemos construir un conocimiento sin precedentes acerca de las distribuciones de nuestras especies.

Tené en cuenta que esto se logra únicamente con eBird. Ya que eBird es la única plataforma de ciencia ciudadana estructurada para la incorporación de listados completos.

 

Pregunta, soy novato/a y sinceramente no logro identificar la mayoría de las especies, ¿Puedo subir listados completos?

La respuesta es sí.

Asumimos que hasta la persona más experimentada, sería incapaz de detectar e e identificar al 100% de las aves que lo rodean. Por lo tanto, te incentivamos a subir un listado completo, siempre y cuando reportes a TODAS las especies que SI hayas identificado.

El investigador que desee analizar los datos, deberá tener en cuenta la variación en experiencia entre observadores/as. Así, podrá optar si desea utilizar datos de novatos/as o no (dependiendo de su pregunta de investigación).

Por ejemplo, actualmente estamos estudiando la migración del Piojito Picudo (Inezia inornata), una especie poco conocida, y que suele pasar desapercibida si no se conoce su canto (incluso para personas con experiencia).

Entonces, nosotros optamos por utilizar listados completos de personas que hayan reportado correctamente un Piojito Picudo en alguno de sus listados. De este modo, nos aseguramos que los listados los cuales no incluyen al Piojito provienen de personas que conocen a la especie. Por ende, si no la reportaron, quizás es porque efectivamente el ave estaba ausente y no fue un error en la detectabilidad.

 

3. No excedas los 5 km de recorrido en tus listados

En eBird, cuanta más precisión tengan los datos, mejor. Por lo tanto, exceder los 5km de recorrido en un listado es muy poco informativo, e incluso, puede ser peligroso.

Imaginá que estás observando aves en un área montañosa, digamos las Yungas de Jujuy. Empezás a hacer la lista en el pié del cerro y avanzas 10 km cuesta arriba sin detener el listado. Sucederá que incorporarás en un mismo listado a especies que normalmente no co-existen (es decir, que no se suelen encontrarse juntas), ya que algunas se distribuyen en las partes bajas de la montaña y otras en las partes altas.

Por ejemplo, es bastante improbable encontrar en un mismo sitio a un Burgo (Momotus momota) y a un Tangará Alisero (Thlypopsis ruficeps).  El Burgo es un habitante del pedemonte yungueño, es decir, las selvas bajas, calurosas, húmedas (¡y con muchos mosquitos!), mientras que el Tangará Alisero, como dice su nombre, habita el frío bosque montano por encima de los 1800 msnm, que es dominado por Aliso y Pino del Cerro.

Pese a que son ambientes muy distintos en cuanto a composición de aves, son ecosistemas que se encuentran cercanos (uno está en la parte baja de  la montaña y otro en la parte alta), por lo tanto, hay que ser cautelosos con la distancia que recorremos en áreas montañosas para no «mezclar las especies» y para no generar un listado que explica erróneamente como se distribuyen nuestras aves.

Una buena norma de quienes usamos eBird es: “Si subís al auto para moverte, entonces haz una lista nueva en tu próxima parada

El Burgo es una especie que habita exclusivamente el pedemonte en Salta y Jujuy. Foto: Luciano Bernardes – ML104400311

¿Por qué 5km?

No hay una respuesta sencilla a esto. Pero, básicamente consideramos que 5km es el máximo de error con el cuál se pueden generar análisis más o menos robustos, y con los cuales podemos detectar las asociaciones de hábitat-especies. Es decir, que estos análisis nos permiten conocer que tipo de hábitat favorecen (o desfavorecen) la presencia de nuestras aves.

Te mostramos un ejemplo:

La siguiente gráfica nos muestra cómo responde el Picapalos Colorado (Campylorhamphus trochilirostris) a los ambientes de tipo boscosos y a los ambientes urbanos. En el eje Y (vertical) tendremos la frecuencia del ave (más alto, más frecuencia). En el eje X (horizontal) tendremos la representatividad de cada ambiente en el paisaje, desde 0 (ambiente ausente) a 1 (paisaje totalmente cubierto por el ambiente). Las flechas indican como responde la especie al ambiente, verde (respuesta positiva), roja (respuesta negativa).

Podemos ver perfectamente que la presencia del Picapalos Colorado es favorecida por los ambientes boscosos. Cuanto más bosque haya, ¡Más picapalos vamos a tener! Podés verlo en la gráfica, ya que la frecuencia de la especie aumenta a medida que aumenta la representatividad del bosque en el paisaje.

De modo contrario, la urbanización afecta negativamente a la especie. Podemos ver que a un mayor gradiente de urbanización, se corresponde una menor frecuencia de la especie. Tiene lógica, ¿o no?.

Estas gráficas de respuesta especie-hábitat sólo es posible lograrlas con listados que no excedan los 5km de recorrido. Al exceder esa distancia, el error podría ser tan grande que alterarían los resultados de los análisis.

 

La app de eBird te muestra la distancia que vas recorriendo en tu listado. Si ves que estás por llegar a los 5km, ¡Es mejor iniciar una nueva lista!

 

4. Estimá la cantidad de individuos

Al subir un listado en eBird, tenés la opción de reportar las especies que registraste colocando una X, o ingresando el número estimado de invididuos que observaste durante la salida de campo.

Dar una referencia -o estimación- del número de individuos es sumamente importante para conocer la abundancia de nuestras especies.

Por ejemplo, imaginá que fuiste a visitar una laguna y te encontrás con el siguiente escenario:

En la foto hay centenas de Tuyuyú, decenas de Garzas Blancas y algunos Jabirúes. No se ve mucho, pero confiá en eBird =)

¡Que dolor de cabeza! ¿Cómo las reporto?

Tendrás 3 opciones:

OPCIÓN A:
Jabirú = X
Garza = X
Tuyuyú = X

OPCIÓN B:
Jabirú = 1
Garza = 1
Tuyuyú = 1

OPCIÓN C:
Jabirú = 5
Garza = 20
Tuyuyú = 200

A vos ¿cuál te parece la más adecuada?.

Vamos por la OPCIÓN A, donde a las tres especies les colocamos X:
En principio, esta opción parecería la más adecuada, pero en realidad no lo es ¿Por qué? Simplemente porque al colocar la X estamos diciendo qué especies estaban presentes en el sitio sin dar indicios de sus abundancias (cantidades). De esta manera, la gran abundancia que presentaba el Tuyuyú frente a las demás especies no va a ser tenida en cuenta, siendo que puede ser un dato sumamente valioso.

En la OPCIÓN B, colocamos a todas las especies el valor de 1:
Esta opción es sin dudas la peor de todas. Incluso es incorrecta, ya que estaríamos diciendo que registramos 1 solo individuo de cada especie, cuando en realidad había muchos más. Esto genera grandes errores a la hora de analizar los datos para las estimaciones de abundancia, por lo tanto, si un revisor/a encuentra un listado de estas características, procederá a invalidarlos.

En la OPCIÓN C, intentamos a groso modo estimar el número de individuos de cada especie:
Como te habrás imaginado, esta es la opción más adecuada. A pesar de no dar un número exacto de los individuos de cada ave, estaremos proporcionando una idea de la cantidad que había en el escenario. Más allá que la estimación conlleve un error (que podría ser grande), es una aproximación más real de las abundancias de cada especie.

Otro ejemplo:

Mirá este listado: https://ebird.org/argentina/view/checklist/S50330712

Verás que se reportan muchas especies que normalmente son consideradas como «abundantes», tales como el Benteveo Común o la Torcacita Común. Sin embargo, ¿Cuál es la más abundante en ese evento? ¡Sí! El Varillero Congo.

Imaginá si en ese listado el autor hubiera colocado una X a todas las especies, ¿Habrías imaginado que el Varillero Congo iba a ser el más abundante? Probablemente no.

A veces la naturaleza nos sorprende, y ¡Qué mejor que ser precisos para poder descubrir sus verdaderos secretos!

Quizás, si sos sistemático/a en el sitio donde vas siempre a observar aves y estimás los individuos, te darás cuenta de que ciertas especies eran mucho más abundantes (o raras) de lo que habías pensado en un principio. Aprenderás y entenderás mejor a tu comunidad de aves.

Entonces, ya sabés. Siempre que vayas al campo, intentá estimar la cantidad de individuos que observas. No importa si tus estimaciones no son precisas, es simplemente para tener una idea sobre qué especies son más abundantes que otras.

Pero, si quieres mejorar tus habilidades para estimar individuos, te dejamos este posteo hecho en Chile, que es súper interesante y donde aprenderás trucos para que tus estimaciones sean lo más certeras posibles.

Los Falaropos a veces forrajean en grupos enormes, ¡Animate a contarlos! – Foto: Fabricio Gorleri

¿Qué sucede si no recuerdo cuantos individuos había?

Puede suceder que quieras subir una lista de hace algún tiempo y no recuerdes la cantidad de individuos de cada especie (ni siquiera un estimativo). No importa, en estos casos puedes usar la X. Lo importante es que subas y compartas tus listados. ¡Es más valioso contar con un listado con Xs que no contar con ningún listado! Tené en cuenta eso.

 

Preguntas Frecuentes

Previamente hemos desarrollado las mejores prácticas para subir listados a eBird. Pero siempre nos quedan dudas, ¿no? A continuación, intentaremos contestar las preguntas más frecuentes.

Si hay alguna pregunta que no contestamos en el posteo, sentite libre de consultarnos al siguiente email: ebird@avesargentinas.org.ar
o en nuestras redes de Instagram y Facebook

 

¿Qué sucede cuando veo un ave interesante mientras voy conduciendo? ¿Puedo subir la lista?

En principio, te recomendaremos que tengas cuidado al conducir. Nos ha pasado a todos que ante un ave rara ¡Olvidamos que estamos en la ruta!

Ahora, contestando la pregunta te diremos ¡Sí! por supuesto que podés subir la lista.

En estos casos, cuando tu objetivo no es específicamente observar aves, es importante que subas la lista utilizando el protocolo incidental. Esto nos indica que tu encuentro fue casual. Es importante que subas el registro en el sitio exacto dónde localizaste al ave, de lo contrario estarías violando nuestra primera regla de las mejores prácticas «Ser preciso con la localidad y fecha«, ¿Recordás?.

Lo que no se debe hacer es recorrer kilómetros  y kilómetros de ruta e ir incorporando las observaciones en un mismo listado.

 

¿Qué sucede si subo una lista que no cumple con alguna de las cuatro reglas?

Ninguna regla es inquebrantable. Sin embargo, la primera es la más importante: sé preciso/a al seleccionar la fecha y localidad.

Si tu listado no cumple con las mejores prácticas, debes asegurarte que hayas seguido el protocolo adecuado.

  1. Si no podés brindar precisión de fecha/localidad: utilizá el protocolo histórico para subir tus datos. Esto nos indica que la precisión  del listado es vaga.
  2. Si no incorporás un listado completo: utilizá el protocolo incidental, o cuando eBird te pregunta antes de enviar la lista ¿Estás reportando todas las especies que lograste identificar? Responde NO.
  3. Si te excedés los 5km de recorrido: subí el listado igual, con la distancia final recorrida. Un revisor/a local verificará si los ambientes que recorriste varían mucho en cuanto a su comunidad de aves o no, como para considerar al listado válido para estudios científicos. Lo importante es que seas sincero con la distancia recorrida.
  4. Si no estimaste la cantidad de individuos: simple, utiliza la X, pero nunca el 1 para todas las especies.

Si alguna lista utiliza un protocolo errado, por ejemplo, subir un listado completo de 2hs de recorrido reportando sólo 1 especie. Salvo que te encuentres en la Antártida donde ese fenómeno podría ocurrir, el revisor/a va a señalar la lista como «no-pública» y no va pasar a formar parte de los productos públicos de eBird hasta pronto el listado no sea corregido por el autor/a.